Dulce, dulce leicaj. Receta de la famosa torta de miel.

En rosh Hashaná, el año nuevo judío, se suele comer de postre leicaj, una torta de miel que tiene miles de versiones. El simbolismo detrás de esta torta es, justamente, desearle al prójimo que tenga un dulce año nuevo. Esta es la que recorrió mi familia a través de la Oma (abuela judía alemana de mis primas que nos adoptó a todas como nietas y nos transmitió recetas, historias y valores increíbles). Ella contaba que cuando era niña se cocinaba con "lo que había", y entonces no había mucho, por eso esta receta se caracteriza por la austeridad. ¡Y la humedad! Lleva miel, té y aceite.


Receta.


3 huevos

250 gr. de de miel

1/2 taza de aceite

1/2 taza de té negro bien cargado (con dos saquitos)

1 cuharadita de polvo de hornear

6 cucharadas de azúcar

1 cucharadita de canela o blend de especias dulces

250 gr de harina

Nueces, opcional.


Batir los huevos con el azúcar y la miel hasta obtener una preparación espumosa y clara, unos 4 minutos. Incorporar el aceite en forma de hilo. Intercalar los secos con el té (a temperatura ambiente) utilizando una espátula hasta que la mezcla se vea uniforme. La mezcla será floja, bastante líquida, de ahí su humedad. En casa la hacíamos en asaderas y luego las cortábamos en cuadrados, pero se puede hacer perfectamente en tortera redonda. Cocinar en horno moderado (160 grados) durante 30 o 40 minutos. Si la van a testear, el cuchillo debería salir limpio pero "aceitoso". Palabra de la Oma.

¡A ver cómo les sale!

561 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo